Y ahora que

Ayer 11 de enero de 2014 se celebro en Bilbao una manifestación multitudinaria por los derechos humanos. Manifestación que gracias a  la torpeza y deseos de venganza de algunos, todavía ha sido más multitudinaria.
Un servidor, estaba de acuerdo con la convocatoria inicial y al enterarme de la prohibición, publique en mi Twitter que la deberían convocar los partidos, horas después me entero que lo han hecho, desde luego no por que leyeran mi twit no soy tan pedante.
Bien, me gusto el ejemplo que dieron partidos y sindicatos al salir a la calle unitariamente en defensa de los derechos de los presos y de sus familias a estar cerca de casa,  a pesar, de que alguno de los partidos convocantes estaba a favor de la dispersión. En aquella época, les debió parecer que los derechos humanos no eran tan humanos como debieran.
Una vez dicho esto  me viene a la cabeza que uno de los derechos humanos que más se está contraviniendo en este País, es el de la dignidad de las personas. Dignidad entendida como derecho a una vida digna, Derecho al trabajo, derecho a la educación, derecho a la sanidad, derecho a una pensión. Todos estos derechos asumidos en uno que es el derecho a vivir dignamente.
Bueno, si este es el derecho más demandado y hoy en día mas incumplido, me imagino que todos estos partidos,  sindicatos,  y estoy seguro que colectivos sociales no tendrán ningún problema en convocar manifestaciones multitudinarias en todas las capitales, en defensa de estas derechos. Yo al menos creo que serán capaces de crear una respuesta unitaria a este régimen dictatorial de recorte de derechos y libertades contra la población
indiscriminadamente.
Puedo entender que la población este en estado de Shock por culpa de esta crisis preparada por el gran capital para arruinarnos, pero no podría entender que los partidos políticos, sindicatos y colectivos también estén en estado de shock.
Es necesaria una respuesta urgente y colectiva contra este gobierno de fascistas, hijos de fascistas y nietos de fascistas que aprisionan encarcelan,  torturan, y matan de mil maneras distintas a nuestra gente.
Multan y encarcelan y dentro de poco más por manifestarse y protestar contra la esclavitud a la que nos avocan, matan a los jubilados por cobrarles los medicamentos que no pueden pagar, matan a los enfermos por negarles la asistencia médica por los recortes, matan a la gente con los suicidios por los desahucios, meten a los trabajadores en procesos depresivos por quitarles el trabajo abocándolos al suicidio, o al desanimo más absoluto, expulsan del país a nuestros jóvenes porque en él no tienen futuro ninguno.

Pregunto
Que más motivos necesitan estos partidos que ayer se reunieron en manifestación para convocar otra y otra y otra, por estos motivos tanto o más graves que los de ayer.
Como piensan que les va  juzgar la historia a partidos y sindicatos por su pasividad ante los hechos que están ocurriendo en estos momentos.
Que esperan para deslegitimar a esta gobierno, abandonando ese parlamento al que llegaron los gobernantes con traiciones mentiras y engaños a su pueblo. Que pintan votando leyes retrogradas aunque sea en contra y haciéndoles el juego a los mentirosos, que les mienten y engañan cada vez que hablan.


Señores de partidos sindicatos y colectivos, tomemos las calles como se tomaron ayer en Bilbao y hagamos nuestra  la famosa frase de otro fascista como Fue Fraga, asesino de trabajadores, que dijo la   calle es nuestra.
Demos la réplica a esta gobierno corrupto y mentiroso y movilicémonos hasta que se marchen y dejen el puesto ilegitimo que mantienen y consiguieron,  a base de mentiras y engaños.

Señores, lideren el proceso o la gente terminara por apartarles a un lado y seguirán su camino solos.
Colaboremos con las marchas a Madrid de marzo, unámonos a los parados del estado que en columnas marchara  a Madrid para el día 22 decirles aquí estamos.

Por la dignidad de los pueblos, por los derechos humanos más elementales o simplemente por la supervivencia movilicémonos.


En Alemania, primero vinieron por los comunistas, y no los defendí porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no los defendí porque yo no era judío. Más tarde vinieron por los sindicalistas y no los defendí porque yo no era un sindicalista.
Después vinieron por los católicos, tampoco los defendí porque yo no era católico.
Por último vinieron por mí, y para ese entonces nadie quedaba para defenderme.
Martin Niemoller

A través de la historia ha sido la inacción de los que podían haber hecho algo, la indiferencia e aquellos que se podían haber informado un poco más, el silencio de la voz de la justicia, cuando más se la necesitaba, lo que hizo posible el triunfo del mal.
Haile Selassie




Alex Cerdeño
Parado si, pero quieto no ¿y tu?

Comentarios

Entradas populares