La Plataforma Auditoría Ciudadana convoca a una semana de lucha



La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda en el estado español ha convocado una semana de acciones contra la deuda y las instituciones financieras internacionales, que se suman a las anunciadas en todo el mundo entre los días 8 y 13 de octubre. Madrid, Barcelona, Valencia o Alicante acogerán actos informativos y reivindicativos en las calles y plazas, con el lema “¡No debemos! ¡No pagamos!”. Las actividades previstas pueden consultarse en la página Web www.auditoriaciudadana.net. Uno de los ejes de la semana de lucha es difundir alternativas al pago de la deuda, fundamentalmente las auditorías ciudanas.

 Los organizadores pretenden informar a la población de que, al igual que ocurrió en la década de los 80 con los pueblos de América Latina, África o Asia, la deuda se ha convertido en la principal arma de dominación masiva de los poderes financieros para subyugar a las democracias europeas. Recuerdan, asimismo, que desde la firma del Tratado de Maastrich para la adopción del euro, los tratados firmados por los gobiernos nacionales, como el Pacto del Euro o el Pacto de Estabilidad Financiera otorgan cada vez más competencias a organismos no electos por la ciudadanía, como la Comisión Europea o el Banco Central Europeo.
En el estado español, por ejemplo, el año pasado se materializó una reforma constitucional para priorizar el pago de la deuda sin ningún tipo de consulta a la sociedad, añaden. Subrayan también que está preparándose ya “un nuevo golpe a nuestra precaria democracia, mediante el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que nos someterá a los dictámenes del FMI y sus tristemente falsos planes de ajuste estructural, que arrasaron las economías de los países empobrecidos durante décadas; este robo de soberanía popular ha dejado claro que la democracia es incompatible con el capitalismo; es por este motivo por lo que declaramos que la deuda es ilegítima, porque al igual que en los estados de la periferia, ha sido inducida por los poderes financieros para someter a la población a sus intereses privados”.
Madrid es una de las ciudades en la que se desarrollarán actividades de información y denuncia la semana próxima; el lunes 8 de octubre tendrá lugar un taller de camisetas y pancartas en el Patio Maravillas; el martes se proyectará la película “Deudocracia” con posterior debate, en el Mercado de la Cebada; Al día siguiente se celebrará una velada poética en La Marabunta; las acciones continuarán el jueves 11 de octubre con un debate en la Plaza del Carmen; a las que se agregarán un Festival de Cortos sobre la deuda, el viernes; una manifestación con la consigna “¡No debemos! ¡No pagamos!” el sábado 13 y, para concluir, actividades lúdicas el domingo 14 en el Parque del Retiro (“Circo de la deuda”).
Respecto a Barcelona, la Plataforma Auditoría Ciudadana ha organizado un partido de fútbol de carácter simbólico entre el 1% de la población que detenta los medios de riqueza frente al 99%, en Gran Vía/Paseo de Gracia de Barcelona. Los días 9, 10 y 11 de octubre están previstas charlas informativas sobre “De què va el deute?” (Ca n’Oriac de Sabadell); “Rescat i conseqüències del deute” (Sarriá Sant Gervasi en Barcelona) y “Com afecta el deute a les nostres vides” (Plaça del Rei de Barcelona); los últimos actos de la semana consistirán en la conferencia titulada “Què podem fer al municipi?” (plaça de la Vila de Badalona) el día 12 y una manifestación el día 13 en la plaça de Catalunya.
En el caso de Alicante, las actividades se centrarán en el reparto de material informativo durante toda la semana. La plataforma se desplazará para ello a puntos estratégicos de la ciudad, como centros de salud (el día 8); los servicios de atención a desempleados (miércoles 10); institutos y Universidad de Alicante y el mercado de Carolinas; Las acciones contra la deuda concluirán el sábado 13, a las 18.00 horas, con una “cacerolada global” contra el rescate de la banca y las instituciones financieras internacionales. Por otra parte, la Plataforma Auditoría Ciudadana de Valencia se sumó a esta jornada de lucha global la semana pasada, con una conferencia en la Universitat impartida por María Lucía Fatorelli coordinadora desde el año 2000 de la Auditoría de la Deuda Brasileña, y Miriam Ayala, miembro del grupo que auditó la deuda de Ecuador en 2007.
También en Valencia, la plataforma se sumará a la convocatoria de manifestación global contra la deuda el 13 de octubre; a las 17,00 tendrá lugar una marcha-cacerolada, que partirá de la plaza del 15-M (plaza del Ayuntamiento) hata el municipio de Alaquàs, donde el grupo se agregará a los actos organizados por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (“Nadie sin techo”). La semana que viene, además, está prevista la presentación en Castellón de una Plataforma Auditoría contra la Deuda.
La semana de lucha contra la deuda se instauró en 2007, con motivo del Foro Social Mundial de Nairobi, para denunciar la injusticia que supone la deuda externa para los estados de la periferia, así como las políticas de sometimiento que en torno a la deuda han impulsado organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
Este año, la Plataforma Auditoría Ciudadana tendrá un recuerdo especial para el expresidente de Burkina Faso, Thomas Sankara, al cumplirse el 75 aniversario de su asesinato. Conocido como el Che Guevara africano, impulsó durante su mandato (1983-1987) políticas contra el neocolonialismo –en particular, contra el dominio ejercido por Francia, la antigua metrópoli-. Trató asimismo de evitar la ayuda exterior, y reducir tanto la deuda odiosa como la influencia del FMI y el Banco Mundial. Finalmente, Sankara fue asesinado tras un golpe de estado apoyado por Francia.
Durante la semana de actos y movilizaciones, se explicarán alternativas al pago de la deuda. Una de las principales es la elaboración de auditorías ciudadana. Éstas parten del análisis del origen y composición de la deuda pública de un país con el fin de determinar si es “ilegítima” u “odiosa”. En caso de serlo, debería procederse a su anulación. La Plataforma considera que las auditorías representan un derecho democrático esencial, como es el derecho a la información pública, además de una apuesta decidida por la participación y movilización ciudadana en las cuestiones de estado; se trata, en definitiva, “de un instrumento de control de la transparencia y la conducta democrática de los poderes públicos”, afirman.
El ejemplo más claro de la viabilidad de la iniciativa es la auditoría de la deuda de Ecuador, realizada entre los años 2007 y 2008 durante la presidencia de Rafael Correa. Esta iniciativa permitió al gobierno anular deudas ilegítimas y ahorrarse el pago de unos 300 millones de dólares durante 20 años. Estos recursos, en consecuencia, han podido dedicarse a la mejora de la sanidad pública, la educación y la creación de empleo.
Otras iniciativas planteadas son la expropiación de bancos para transferirlos al sector público bajo control ciudadano; decretar una moratoria unilateral sobre el pago de la deuda mientras ser realiza una auditoría (con participación ciudadana) de los créditos públicos (de acuerdo a los resultados de esta auditoría, se deberá anular la deuda identificada como ilegítima). Instaurar una verdadera justicia global europea y una justa redistribución de la riqueza, además de prohibir los paraísos fiscales y gravar con dureza las transacciones financieras.
También se propone luchar contra el fraude fiscal masivo de las grandes empresas y los más ricos; disciplinar los mercados financieros, principalmente mediante la creación de un registro de propietarios de títulos y la prohibición de ventas al descubierto; reducir de modo notable el tiempo de trabajo para crear empleos, pero con aumento de salarios y pensiones; socializar las numerosas empresas y servicios privatizados en los últimos 30 años; y plantear una asamblea constituyente de los pueblos para otra unión europea, entre otras cuestiones.
La Plataforma Auditoría Ciudadana está integrada por ciudadanos y ciudadanas particulares, asambleas del 15-M y distintas redes y organizaciones sociales. Los objetivos principales a partir de los que se constituye son demostrar la ilegitimidad de la deuda, denunciar a sus responsables y exigir el no pago de la deuda ilegítima.


Comentarios

Entradas populares