Las leyes para unos y no para otros

Muchas veces las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan prendidos en ellas; los grandes la rompen.   Anacarsis

Comentarios

Entradas populares