EN EL AÑO 2010: UNIDAD EN LA ACCION


EN EL AÑO 2010: UNIDAD EN LA ACCION

Nuevamente soplan vientos de esperanza en Euskal Herria, Las reflexiones realizadas por los partidos políticos abertzales, constituyen un paso importante para cimentar un proyecto nacional soberanista. Eusko Alkartasuna tuvo su Congreso, donde su militancia aprobó una estrategia de unidad abertzale, cuyo fin último, es lograr la independencia de la Nación vasca. La izquierda abertzale acompaña la idea de conformar de cara al año 2011, un polo soberanista, para lo cual, se está desarrollando un debate interno muy rico, que concluirá este mes, donde la idea fundamental es asumir como propias, unas políticas de resolución del conflicto vasco, por la vías pacíficas y democráticas, mientras otras fuerzas nacionalistas, esperan con cifrada esperanza la constitución de un espacio común.

Los ataques realizados por el Gobierno de Madrid, a partir de aplicar medidas judiciales a todo lo que huela a vasco, como por ejemplo: Egunkaria, las detenciones múltiples de jóvenes, la prohibición de manifestaciones, como la convocada por Etxerat para el 2 de enero, que tenía como propósito exigir cambios en la política penitenciaria. En tal sentido, ante la prohibición de la Audiencia Nacional, los partidos vascos EA, Izquierda Abertzale, AB, Aralar y Alternativa la reactivaron, haciendo un llamado en defensa de los derechos humanos, de los presos vascos y sus familiares, cuyo fin es poner fin a la dispersión y condiciones inhumanas de los detenidos. En este sentido, una multitud se volcó a las calles de Bilbao, solicitando un cambio radical en la política penitenciaria del Estado español.

El comienzo de año no pudo ser mejor para el arco nacionalista vasco, donde se pudo apreciar la solidaridad desde la pluralidad, la lenta pero progresiva toma de conciencia, que resulta necesario converger en un espacio común, queda flotando en el ambiente, como un aroma de esperanza. Esta es la foto que pone en estado de histeria al bloque nacionalista español, el cual, queda sin respuestas, y comienza a vaticinar en los medios con carácter de urgencia, un atentado de ETA, para volver a sus nefastas tesis y aventar cualquier posibilidad de diálogo para resolver el contencioso vasco.


Este debe ser el año de reflexión y consolidación para el arco nacionalista vasco. En tal sentido, se puede ir colocando piedra sobre piedra en la construcción de un frente vasco, donde los denominadores comunes, sean los ejes de la unidad de cara al 2011. Queda tiempo y mucha labor, nadie sobra en esta empresa, mientras tanto, en forma discreta hay que seguir tejiendo los mimbres necesarios, con humildad y desprendimiento. La Patria vasca se merece que hagamos todos los gestos y renunciamientos necesarios, para poder cristalizar los objetivos soberanistas de nuestra Nación.
Fotos: JESUS ESTRADA ARRONDO

Prof. César Arrondo
Universidad Nacional de La Plata/ Argentina

Comentarios

Entradas populares