Unas si, otras no ¿porque?

Publicado por Iñigo Landa Larrazabal para Blog de Iñigo Landa el 8/28/2009 09:16:00 PM

Las pintadas que no gustan a la Administración han de ser limpiadas. Los retratos que no gustan han de ser retirados. Los partidos que no gustan, han de ser ilegalizados. Pero, ¿qué pasa con otras pintadas, con otros retratos y con otros partidos? Pues, para variar, absolutamente nada o, dicho de otra manera, una total permisibilidad disfrazada de indiferencia.

El monolito de Tolosa en recuerdo a las víctimas de los GAL Joxean Lasa y Joxi Zabala amaneció ayer con pintadas que rezaban "Gora Galindo" y "Cerdos comunistas". Unos ataques que pasan a engrosar la lista de los destrozos causados por grupos ultraderechistas -muchas veces firmando como la Falange- contra monumentos en recuerdo a los represaliados por Franco, o relacionados con la izquierda abertzale. En concreto, el de ayer fue el tercero registrado sólo contra monolitos en Euskal Herria. La lista suma destrozos en las localidades guipuzkoanas de Aritxulegi y Oiartzun, y las nabarras de Artika, Arbizu, Baztan, Bera, Bidangotze, Fuerte Ezkaba-San Cristóbal, Iruñea, Lesaka y Orkoien. En estas ocasiones se han podido leer frases como "Gora España", "Cristo Rey", o, entre otras, "Dios y Patria".


Las pintadas que han aparecido están firmadas con "siglas y simbología falangista", luego se debería instar a las 19 formaciones políticas "legales" vinculadas a ese movimiento franquista que existen en el Estado español a que se "posicionen al respecto o que se desmarquen de los mismos. Evidentemente, a estos no les ponen en la tesitura de condena o ilegalización. Realmente, nadie sabe por qué no se aplica a estas formaciones la Ley de Partidos de la misma forma estricta con la se se aplica a otras formaciones.

Hablando de estas últimas, la izquierda abertzale también ha venido denunciando este último año algunos ataques sufridos por sus miembros con la firma de la Falange. Los últimos, los desperfectos sufridos en las fachadas de los bares Zurgai, Ezpala e Ipar Gorri de Iruñea, que amanecieron el pasado lunes 24 de agosto con el yugo y las flechas estampadas en sus puertas junto con varias dianas y frases que rezaban "lo que no cierra la ley lo cerrará la Falange", en referencia al proceso judicial al que están siendo sometidos los dueños de los locales por haber exhibido unos carteles con imágenes de los presos en sus establecimientos.

Y, claro, hablando de pintadas, formaciones "legales" pero al margen de lo expuesto en el desarrollo de la Ley de Partidos y retratos, no es extraño encontrar quejas como la que -a continuación- reproduzco. En este caso, se trata de una Carta al Director en un Diario vasco firmada por José Moreno:

"Para el Sr. Rodolfo Ares (Consejero de Interior del Gobierno Vasco). Con todo respeto se dirige a usted este gudari del 36. Leo en todos los periódicos que usted dice que la justicia y la democracia tienen que ser igual para todos, pero lamentablemente no es así. Mientras usted manda retirar todas las fotos de terroristas de las calles de los pueblos de Euskadi, nada hace, en cambio, con los retratos de los dirigentes franquistas que hay en los pasillos del Congreso de los Diputados de Madrid. Todos los que aparecen en esos retratos a los que me refiero tienen un pasado muy negro, con miles de muertos a sus espaldas y un país en ruinas y con la mitad de su población oprimida. ¿Qué es lo que pasa? ¿Aquí las fotos sólo humillan a unas víctimas mientras que las otras debemos seguir tragando bilis y esperar a que los señores del PP condenen el alzamiento fascista del 36? Señor Zapatero, ¿para cuándo la memoria histórica? ¿Para cuando no quedemos ninguno de los que sufrimos a Franco y a sus secuaces? Yo no pido esto por revanchismo ni mucho menos, sólo pido justicia. Justicia para todos, porque veo que hoy en día sólo se hace justicia para unos mientras nos olvidan a otros".

En efecto, razón no le falta a este buen hombre y cada vez son más los ciudadanos los que se percatan acerca de la forma de legislar y hacer justicia en el Estado español. En normal, pues, que se sientan como ciudadanos de segunda, además de directamente agraviados.

Y por llamar las cosas por su nombre, si en el Parlamento Vasco hubiese existido algún retrato de un miembro de ETA, hubiesen mandado inmediatamente a la Policía Autónoma/Ertzaintza a retirarlo. Entonces, ¿Por qué no mandan a la Policía Nacional a retirar del Congreso de los Diputados los retratos de los presidentes de cortes franquistas, con las manos manchadas de sangre? ¿Porque no quiere Bono? ¿Por qué sólo a una parte de formaciones radicales se les exige la condena mientras otros pueden presentarse libremente a las Elecciones -cosa que no podía hacer el resto cuando ellos gobernaron "con placidez" gracias a un golpe de Estado-? ¿Por qué tantas prisas para eliminar unas pintadas y reponer ciertos monumentos y tanta dejadez y apatía a la hora de eliminar otras pintadas y restaurar otros monolitos o placas?

Sólo por hacer ver que se vive en un -supuesto- Estado de Derecho, alguien debería dar respuesta a estos interrogantes pero, como es habitual, no lo harán. Eso sí, se les llenará la boca diciendo que la Justicia es igual para todos. ¿Seguro?

--

Comentarios

Entradas populares