Respaldo desde Chile

Respaldo desde Chile

Osvaldo Artaza Barrios Y Cuatro Firmas Más

DESDE Chile, país que se ha desarrollado con el aporte de muchos
vascos y vascas a lo largo de su historia, estamos siguiendo con
preocupación el juicio al que se va a ver sometido el lehendakari del
País Vasco Juan José Ibarretxe, conjuntamente con otros representantes
políticos de ese país.

El País Vasco, para nosotros modelo de desarrollo con rostro humano,
vive una compleja situación política desde hace muchos años, primero
por la negativa a reconocer su identidad y sus derechos tradicionales
durante la larga dictadura de Franco, luego por el actuar de una
minoría armada (ETA) que intenta imponer su voluntad al pueblo vasco,
a lo que se suma hoy el impedir al pueblo vasco emitir una opinión
sobre su futuro y coartar la capacidad de las autoridades
representativas del pueblo vasco para sostener reuniones con la
voluntad de desarrollar un proceso de paz.

Sin entrar a cuestionar el aspecto jurídico, este juicio, en nuestra
opinión, tiene sólo un sentido político, ya que se están poniendo
trabas al actuar legítimo de la máxima autoridad del País Vasco
elegido democráticamente por todos los vascos y vascas, se trata
derechamente de una indebida injerencia de los tribunales en el
quehacer político, ya que se cuestiona al lehendakari por sostener
reuniones con el objeto de establecer un espacio que permita un
diálogo que abra camino a un proceso de paz en el País Vasco, y no se
cuestiona a los representantes del Estado español por sostener
conversaciones con el mismo objeto. Así el propósito del juicio no es
otro que restar poder a la autoridad legítima y legal del País Vasco
para avanzar en la solución real de un problema que afecta al pueblo
vasco.

Ello es consistente con la decisión de los mismos acusadores y jueces
que han inhibido recientemente el derecho a expresión del pueblo
vasco.

Nos consta el anhelo de paz y normalización política por parte de la
mayoría de los sectores de la sociedad vasca, y los esfuerzos loables
que Juan José Ibarretxe ha liderado en ese sentido. ¿Qué hubiera
pasado si en Irlanda del Norte se hubiera prohibido este tipo de
reuniones, o las que en la realidad latino americana se requirieron
para evitar más derramamiento de sangre en los procesos de paz con
movimientos guerrilleros o en las transiciones desde dictaduras hacia
la democracia? ¿En qué situación nos encontraríamos?

Por tanto desde América, esperamos que se acabe cuanto antes este
sinsentido, se deje a los políticos hacer política e intentar
encontrar soluciones políticas a problemas políticos, por lo que le
mandamos un fuerte abrazo y nuestra solidaridad al lehendakari de
Euskadi Juan José Ibarretxe así como un respaldo a sus políticas de
diálogo y negociación en la búsqueda de la paz y la normalización
política en Euskadi.

*Osvaldo Artaza Barrios es ex ministro de Salud de Chile y también
firman Ana María Correa López, ex subsecretaria de Economía, Andrés
Palma Irarrazaval ex ministro de Planificación, Ricardo Fábrega Lacoa
ex subsecretario de Salud y Pedro García Aspillaga ex ministro de
Salud.

Comentarios

Entradas populares