ESPAÑA Y FRANCIA SOMETEN A LA NACION VASCA

Las elecciones previstas para marzo del 2008, han llevado a los partidos que disputan con ciertas posibilidades el poder en el Estado español, a proponer como eje de sus campañas el sometimiento sin límites de la Nación vasca. En este sentido, el aparato judicial español se ha convertido en la herramienta ejecutora, que lleva adelante una diversidad de atropellos y atrocidades muy alejadas de las prácticas políticas de un país miembro de la Unión Europea. Como si esto fuera poco, el presidente de Francia afirmó que será inflexible ante cualquier reclamo de las ciudadanas y ciudadanos vascos de Iparralde, los cuales, entre sus mínimas aspiraciones, solicitan la conformación de un Departamento Vasco.

Ya hemos presenciado el desenlace escandaloso del juicio18/98, en el cual, se inculpa a entre otras, a personas que nunca han tenido participación política, de formar parte del entorno de ETA. Hoy nos encontramos ante una nueva determinación de la justicia española, la cual, acusa y condena a Atutxa, Bilbao y Knorr de ser los culpables de no haber ilegalizado a la Izquierda Abertzale en el Parlamento Vasco, como si las Instituciones no tuvieran sus propios reglamentos y atribuciones y debieran someterse a las decisiones de una justicia tendenciosa y funcional, al servicio de los intereses políticos de las agrupaciones ultraderechistas Manos Limpias y Foro de Ermua. Como si esto no fuera suficiente, el juez Garzón prohibe un acto de ANV y se anuncia que se dará comienzo este próximo viernes al proceso de ilegalización de EHAK y ANV. Además, resulta muy importante mencionar que la tortura sigue siendo una “práctica normal” en el Estado español, y así lo testimonian las detenciones de dos ciudadanos vascos en Mondragón, los cuales, debieron ser hospitalizados por las graves lesiones recibidas durante la privación de su libertad.

Las agresiones continuarán, porque no cabe ya ninguna duda, que el objetivo político tanto desde Madrid y París, sea quien fuere el que gobierne, consiste en liquidar cualquier iniciativa que surja desde el ámbito nacionalista, con el sólo propósito de mantener la unidad formal de los estados implicados en el conflicto vasco. Mientras esto ocurre, las formaciones políticas vascas parecen marear la perdiz, negándose a comenzar a dar forma a un bloque de unidad abertzale soberanista, y para ello esgrimen argumentos mezquinos, sectarios y de poca consistencia de cara a las próximas elecciones, pareciendo no darse cuenta que lo que esta en juego es el destino de la Nación vasca y no si los bizkainos de tal partido quedarán mejor posesionados que los gipuzcoanos, o si los gipuzcoanos del otro partido abertzale saldrán mejor parados en las elecciones que sus compañeros de otros Herrialdes, como así también, si es mejor, más allá de los sufrimientos de muchas personas, profundizar las contradicciones hasta el mes marzo y luego volver a negociar con el Estado como si nada hubiere pasado.

Hay anunciados diversos actos para condenar estos atropellos en el campo abertzale. Que bueno sería, que los partidos vascos tomarán conciencia de la gravedad de la hora y convocaran a un solo acto, así el pueblo en su conjunto podría manifestarse contra el 18/98, la ley de partidos, la tortura, la condena a los miembros de la ex mesa del Parlamento Vasco, la dispersión de los presos, el juicio contra el Lehendakari, y en esa misma asamblea comprometerse a realizar los esfuerzos necesarios para conformar una mesa amplia y generosa, que comience a trabajar para garantizar el derecho a decidir del pueblo vasco.

Prof. César Arrondo

Universidad Nacional de La Plata

Argentina

Comentarios

Entradas populares