MIRANDO HACIA EL HORIZONTE

MIRANDO HACIA EL HORIZONTE

Cuando se aproxime la llegada del otoño a Euskal Herria, se deberá retomar un tema fundamental para todos los vascos, los cuales, más allá de la diversidad de pensamientos, miradas y recetas propuestas, tienen en claro, que la resolución conflicto vasco, constituye la llave que abrirá la puerta que le permitirá al pueblo vasco comenzar a ejercer los derechos que le son inherentes como Nación. Cabe recordar, que hay una sociedad harta de la violencia de cualquier género y signo político, como así también, de no poder ejercer plenamente sus derechos, entre ellos, el derecho a decidir.

Culminan unas vacaciones, donde hemos podido observar que el nacionalismo español cierra filas prolijamente, en Euskal Herría o en Madrid, cuando sus intereses se encuentran en cierto peligro, como por ejemplo: el consenso político sobre la cuestión Navarra, la aplicación a raja tablas de leyes de excepción, el empecinamiento de hacer cumplir la ley de símbolos. Además, hasta realizan recomendaciones sobre que se debe hacer, como las expresadas en estos días por los socialistas Patxi López y Odon Elorza.

El bloque nacionalista se encuentra en pleno debate, ya que en los diversos partidos que lo componen (PNV, Batasuna, Aralar y EA), más allá de cumplir con sus normas estatutarias, las cuales establecen el normal recambio de sus directivas, discutirán también, las políticas que llevarán adelante con el fin de destrabar y avanzar, de la mejor manera, con el propósito de resolver el contencioso vasco.

Ha dicho y bien Ibarretxe, que los próximos años serán determinantes encontrar la solución al conflicto vasco, que el campo nacionalista debe ir creciendo con al incorporación de nuevas fuerzas, tal vez, no necesariamente en una plataforma electoral, pero si en la permanente búsqueda de consensos, los cuales, de última, han sido los que han permitido que las diputaciones de Alava, Gipuzkoa y Bizkaia, se encuentren hoy bajo el signo nacionalista. También ha manifestado el Lehendakari que el destino de los vascos, no se decidirá en Madrid, sino que, serán los vascos quienes en forma democrática y en ejercicio de sus derechos, pondrán normalizar y pacificar el país.

Muy bueno sería para el campo nacionalista, que se pueda instaurar una mesa de diálogo plural, sin exclusiones, con el propósito de sentar las bases de un acuerdo político. En este sentido, resulta más que necesario, que todos los partidos abertzales salgan fortalecidos de sus debates internos y convencidos de que el diálogo constituye la única herramienta que posibilitará visualizar un horizonte venturoso para Euskal Herría.

Prof. César Arrondo

Universidad Nacional de La Plata

Argentina

Comentarios

Entradas populares