A DONDE TE LLEVAN EUSKALHERRIA

Junto al puente de Rontegi se asientan las fábricas Sefanitro y Befesa, antaño piezas notables del tejido industrial de la provincia. En 1996, Villar Mir, propietario de Fertiberia, se hace con Sefanitro con la promesa de invertir para su reflote. Asimismo, convence a los sindicatos para que le ayuden (mediante el establecimiento de un convenio) a eliminar las pensiones de sus jubilados. Tiempo después, Fertiberia procede al cierre de la planta, obviando cualquier posibilidad de invertir en ningún otro lugar: todo ha sido un camelo.

Un grupo de personas vinculadas al sector de la construcción, adquiere a Villar Mir los terrenos de Sefanitro por la cantidad de 42.000 millones de pesetas. Se crea Iurbentia S.A., entidad promotora.

El presidente de Iurbentia es Javier Fernández, íntimo amigo de Florentino Pérez. Consejero delegado de Iurbentia es un tal Emilio Prieto Pe, abogado; y secretario del consejo de administración es Fernando García Macua, también abogado.
Fernando García Macua (aspirante a la presidencia del Athletic) y Emilio Prieto Pe (aspirante a la vicepresidencia) son, asimismo, accionistas referenciales de Iurbentia.

En los terrenos de Sefanitro están previstas un área comercial y 2.000 viviendas: 700 de protección oficial y 1.300 de venta libre. Aproximadamente 200 de estas 1.300 libres se ubicarán en uno (o dos) rascacielos de construcción cara. Como el precio que se ha pagado por el suelo es alto, y la cantidad de VPO notable, se trata de una operación de riesgo.

Es decir, que Javier Fernández, Fernando García Macua, Emilio Prieto... olfatean peligro. Para minimizarlo, podrían jugarse varias bazas, una de las cuales consistiría en una batería de amplias gestiones en el Ayuntamiento de Barakaldo, y otra, en tratar de introducirse en la actuación urbanística más fuerte de la Villa: el Plan Basurto-Olabeaga, plan que no sólo contempla el nuevo San Mamés, sino que incluye derribos varios, el propio campo, viaductos, variantes, parkings, edificios universitarios...

¿Y no será que para conseguir participar en el Plan Basurto Olabeaga desde una posición de fuerza, este colectivo de constructores amigo de Villar Mir y Florentino Pérez, apoyado por un grupo mediatico, pretendiese el asalto a la presidencia del Athletic?


Bartolomé Moreno, Bilbao
DEIA, 6 de julio de 2007




Imaz y Egibar también se pelean por el Athletic… con la vista puesta en los ladrillos de San Mamés [EL CONFIDENCIAL]


Asegura un dicho popular que en Vizcaya hay tres entidades intocables: el partido (en referencia al PNV), la Virgen de Begoña (la Iglesia católica) y el Athletic (el equipo de fútbol). Controlar al equipo de los leones es, por tanto, fundamental para los poderes fácticos de esta provincia. Y así parecen demostrarlo las recién convocadas elecciones a la Junta Directiva de los rojiblancos, que enfrentan a los dos sectores del PNV.

Por una parte, la candidatura encabezada por el abogado Fernando García Macua y, por otra, la que dirige el empresario Juan Carlos Ercoreca. Cada uno de ellos se ha rodeado de una serie de ilustres bilbaínos más o menos próximos a las dos ramas del PNV. García Macua, que parte como favorito, está alineado claramente con el sector oficial del partido nacionalista y cuenta con el respaldo del ex diputado general de Vizcaya José Alberto Pradera, uno de los grandes apoyos de Josu Jon Imaz.

En su candidatura también figura Emilio Prieto, el consejero delegado de Iurbentia, una constructora-inmobiliaria que mantiene una excelente relación con la máxima ejecutiva de los jeltzales y, especialmente, con José Luis Bilbao, el actual diputado general de Vizcaya y uno de los nombres que Imaz baraja como posible sustituto del lehendakari Juan José Ibarretxe. García Macua es, además, consejero delegado de Habidite, una empresa del grupo Iurbentia- Afer, que pretende poner en marcha fábricas de pisos en varios puntos de España.

Las malas lenguas de Bilbao dicen incluso que el principal accionista de este grupo constructor, Javier Fernández, es el auténtico hombre en la sombra de esta candidatura y que está tratando de seguir los pasos de Florentino Pérez, quien primero triunfó en ACS y después asentó sus negocios a través de la presidencia del Real Madrid. En juego están los excelentes contactos profesionales que proporciona el control de un equipo de fútbol, por no hablar de la próxima construcción del nuevo estadio del Athletic. Sigue, en cualquier caso, la tradición hispana que liga la presidencia de clubes con el éxito en el sector inmobiliario.

Juan Carlos Ercoreca, por su parte, ha recurrido a pesos fuertes del sector de Joseba Eguibar. Así, en su plancha figura Josu Bergara, el ex diputado general de Vizcaya que perdió el puesto por su apoyo a Eguibar. También se le ha unido José María Makua, primo del otro candidato e hijo de otro ex diputado general de Vizcaya al que en su día el PNV de Arzalluz premió con la concesión de los casinos de Bilbao y San Sebastián.

Por si fuera poco, cada uno de los candidatos ha tratado de recabar el apoyo de otros sectores políticos de socios. García Macua, a los más cercanos al PP. Ercoreca, a los de la izquierda abertzale. Esto último ha llamado especialmente la atención, por el hecho de que Ercoreca, que es propietario de una cadena de supermercados, llegó a figurar en su día en unos carteles de ETA en los que se le acusaba de no pagar el impuesto revolucionario. Pese a ello, este candidato se ha mostrado dispuesto a firmar una carta a favor de la existencia de una selección vasca de fútbol y en varias tertulias radiofónicas ha llamado a su contrincante por su primer apellido, tratando de resaltar su supuesto origen no vasco.


EL CONFIDENCIAL, 2 de julio de 2007

Comentarios

Entradas populares